Comedores escolares. Cómo son y cómo podrían ser.

Comedores Escolares en la CAV

El pasado diciembre, VSF Justicia Alimentaria Global en Euskadi y EHIGE presentaron el estudio “Comedores escolares en la CAV. Cómo son y cómo podrían ser: calidad alimentaria, potencial educativo y vínculo local”, junto a su autora, Irantzu Duro.

El objetivo principal del estudio fue el análisis y diagnóstico de los sistemas alimentarios escolares (todas las relaciones, decisiones y actividades vinculadas con la alimentación dentro del centro y en su entorno) en el País Vasco, pero su enfoque y conclusiones resultan también de gran utilidad para otros territorios.

El comedor escolar, uno de los pilares de dicho sistema alimentario, es el tema central del trabajo, que consta de cuatro partes:

  1. Caracterización del sistema: tener identificadas todas las partes que la forman, cuáles son las funciones y acciones de cada una, así como las normas e instituciones que las rigen sus relaciones.
  2. Impactos e influencia: identificar los impactos tanto locales como globales del sistema para comparar diferentes modelos de sistemas alimentarios.
  3. Conocer los recursos y bienes con los que cuenta su territorio (una descripción del contexto local). Las posibilidades de mejora del sistema y las propuestas dependerán de estos recursos y bienes.
  4. Propuestas concretas que será necesario llevar a cabo si se quiere mejorar el sistema alimentario de las comunidades escolares en base a los recursos y bienes con los que se cuenta y reducir los impactos.

Su lectura resulta interesante para cualquier persona que apueste por la mejora de los comedores escolares, y nos habla de aspectos tan relevantes como el poder transformador de la compra pública.

Su conclusión es contundente:

“Los comedores escolares deben ofrecer al alumnado una alimentación de calidad y saludable, apropiada para sus necesidades nutricionales. Pero son, además, espacios con un enorme potencial educativo. Integrados en un sistema alimentario que vincule a toda la comunidad escolar, ayudarán a que niñas y niños adquieran buenos hábitos alimentarios, aprendan la relación entre alimentación y salud, y comprendan el vínculo entre algo tan cotidiano como la comida y el mundo en el que viven, desde lo más local a lo global.

Por otra parte, la compra por parte de las Administraciones públicas de alimentos locales –para los comedores escolares y para el resto de comedores colectivos– es un instrumento determinante para impulsar la producción local y su comercialización en circuitos de proximidad, revitalizando con ello el mundo rural.

En definitiva, el papel de la Administración es crucial en dos sentidos: a través de la compra pública y estableciendo un marco normativo que ampare e impulse un sistema alimentario escolar integrador que haga posible la transición desde la actual alimentación industrial hacia una alimentación saludable y sostenible, basada en la Soberanía Alimentaria”.


Descarga el estudio en formato PDF: Comedores escolares en la CAV. Cómo son y cómo podrían ser (6 MB)

Texto: EHIGE

Autor: Comedores Responsables

Plataforma por una Alimentación Responsable en la Escuela.