Los comedores escolares en Castilla y León

Fuente: Grupo de Trabajo de Comedores Escolares de FEDAMPA ‘Antonio Machado’ (Segovia)

Normativa que regula el servicio

Modalidades de gestión admitidas según la normativa

  • Mediante la contratación del servicio a través de un contrato de gestión de servicio público.
  • Mediante convenio de colaboración con entidades públicas o privadas sin ánimo de lucro.
  • Mediante contratos de servicios con los establecimientos abiertos al público idóneos para su prestación.

Colectivos que trabajan por la mejora de los comedores escolares

  • Ámbito escolar: CONFAPACAL (Confederacion de Federaciones de Asociaciones de Padres y Madres de alumnado de Centros Públicos de enseñanza de Castilla y León) y todas las Federaciones de AMPA de Castilla y León asociadas a CONFAPACAL. Encontrarás sus datos de contacto en la web de CEAPA.
  • Otros colectivos: Fundación ‘entretantos’

Más información

En Castilla y León, según un informe elaborado en el año 2014 por la Consejería de Educación (PDF – 140 KB), hay alrededor de 500 comedores escolares que alimentan diariamente a unos 40 mil comensales. En muchos de estos colegios no hay cocina, y la gestión del comedor está a cargo de grandes empresas.

La primera modalidad (‘Mediante la contratación del servicio a través de un contrato de gestión de servicio público’) es, salvo raras excepciones, la única que se pone en práctica: la Junta de Castilla y León adjudica la gestión a las empresas ganadoras de un concurso. El 50% de la puntuación total para la adjudicación de la gestión corresponde a la oferta económica.

El contrato está dividido por lotes: los interesados no pueden optar a la gestión del comedor de un centro, sino que deben optar a la gestión del comedor de todos los centros de un mismo lote. Esto limita enormemente el acceso a la licitación.

La famosa línea fría

La Consejería de Educación, tal y como afirma en su dossier informativo “apuesta por el ‘cáterin en línea fría’, sistema ya implantado en la mayoría de los países europeos”. Las AMPA castellanoleonesas, sin embargo, quieren que se mantenga la cocina in situ en los centros donde funcione, recuperar las cocinas en desuso y que los centros educativos públicos de nueva creación tengan cocina y comedor.

La gestión del comedor no se desarrolla como una actividad educativa, y el profesorado no tiene obligación de participar de forma activa.

Mejoras conseguidas y próximos pasos

A petición de las AMPA, hay reuniones periódicas (comisiones provinciales de comedor escolar, reguladas por la ORDEN EDU/286/2015) entre la Administración, las empresas adjudicatarias y las AMPA, representadas por su federación. También hay reuniones similares a nivel autonómico, en la que las AMPA están representadas por CONFAPACAL, su confederación.

Varias federaciones de AMPA cuentan con un grupo de trabajo sobre comedores escolares. En marzo de 2018 comienza a funcionar un grupo a nivel autonómico.

Estos grupos, además de intentar mejorar la calidad del servicio y la comida recogiendo dudas, quejas y sugerencias de las familias, pretenden influir en los contenidos de los pliegos para que se introduzcan cláusulas sociales y medioambientales en el objeto de los contratos. También quieren que se recupere la función pedagógica del comedor escolar y apuestan por la cocina in situ (en el propio centro).